EL SORO, como cariñosamente lo llamábamos…

por Juan Antonio Varese


El 7 de setiembre de 1939 el centro de Montevideo se vio convulsionado por la apertura del Sorocabana, una cafetería moderna conforme al sistema brasileño y caribeño de tomar el café. De frente un largo mostrador circular oficiaba de apoyo para las humeantes jarras en las que se servía la bebida a los clientes que tomaban su pocillo de pie. Y más atrás, hacia el fondo, un salón para los clientes que optaran por beberlo sentados.

La nueva propuesta cayó tan bien y el nuevo tipo de servicio fue tan esmerado que la empresa Sorocabana S.A. pronto se afianzó entre nosotros, por lo que poco después abría una sucursal en la planta baja del Palacio Salvo y una tercera sucursal en plena Ciudad Vieja, por entonces barrio de los bancos y de los abogados. Con los años llegó a tener sucursales en casi todas las capitales departamentales, sobrevive hoy la de Durazno, que este año festejará sus 80 años.

Entrar al Sorocabana de la Plaza Independencia, suponía entrar en otro mundo, dejar atrás el tráfico para ingresar a un sordo silencio que solo interrumpía el murmullo de las conversaciones. Cada mesa era como una isla separadas por invisibles cortinas de respeto y privacidad. Por la década de los sesenta, habiendo cerrado la mayoría de los grandes y tradicionales cafés del centro, la gente empezó a tomarlo como referencia para tertulias o punto de encuentro. Si tú, querido lector, querías encontrarte con alguien lo más probable era que lo hicieras en el “Soro”. Allí se reunía la gente de teatro y la del taller Torres García, los amantes del cine, del turf, de la política y los que querían arreglar el mundo. Próximos estaban el Instituto Normal, las salas de teatro y escuelas de música, cuyos actores o alumnos terminaban siempre en el café. 

Fui durante muchos años al Sorocabana. No tenía una mesa en especial pero sí me gustaba moverme al ritmo de mis conocidos, participando un rato de un grupo para saltar luego al saludo de algún amigo que recién entraba y que hacía tiempo que no veía. También lo frecuentaban curiosos, turistas, visitantes del interior del país atraídos por su fama bohemia y por su delicioso café. 

A partir de la década de los ochenta el Sorocabana se mantenía como uno de los pocos faros de la vida cafetera de Montevideo. En 1977 cerró sus puertas, a sucursal del Palacio Salvo. El centro de la ciudad había empezado a languidecer, volviéndose inseguro, la gente concurría menos a los cafés, cines y demás espectáculos. No obstante, el de la plaza Libertad y el de 25 de Mayo continuaban con las puertas abiertas. Hasta que la desgracia sobrevino en dos etapas: primero el 12 de febrero de 1986 un incendio arrasó con las instalaciones del local de la plaza Libertad. Todos tomamos conciencia de la importancia de contar con un centro de reuniones y lugar de encuentros como este. Los dueños hicieron un esfuerzo, apoyados por el sentir de la gente.

El café reabrió remozado y con nuevos bríos en mayo del mismo año, casi tres meses después, pero ya el destino estaba jugado. La propietaria del local exigió un alquiler elevado que no podía pagarse con el negocio de los simples cafés, por más tradicionales que fueran, con mucha clientela pero de poco consumo. Muchas veces un café era el único pedido para justificar una estancia de horas. Fue así que la casa central cerró sus puertas a finales de 1989 con la esperanza de encontrar un lugar cercano a donde trasladarse. En diciembre de dicho año reabrió en un local, más pequeño y, sobre la calle Yi entre 18 de Julio y Colonia.

A mediados del año 2000, el Sorocabana cerró sus puertas…
Pero quedó latiendo en el corazón de todos nosotros.

jvarese@gmail.com

Fotos: CDF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s